loader
Foto

LOS CHOCLOS VIENEN MARCHANDO

El ingeniero Facundo Ferraguti repasa la historia de los primeros ensayos comparativos en la experimental y los resultados de Venado Tuerto, San Eduardo, Runciman, Arrollo Seco, Cañada de Gómez, Gálvez, Santa Teresa, campo experimental de Oliveros y Carcarañá.


Los primeros ensayos comparativos de maíz en la experimental de Oliveros se hicieron en el 88´ aproximadamente y desde 1999 el Inta Oliveros en conjunto con sus agencias de extensión rural realiza varios ensayos tanto de maíz como de soja, de trigo y sorgo. Normalmente los ensayos están asociados a una agencia de extensión donde se eligen sitios de evaluación que sean representativos de los lotes locales y el manejo que hacen los productores y desde ahí se evalúa un set de híbridos que representa a los materiales más sembrados del país, indicó Ferraguti. 

De acuerdo a la tabla que fue publicada desde el Inta con los resultados si se los compara con el año pasado fue muy determinante en tema del ambiente, para que el maíz exprese ese rendimiento y aclaró que “el ambiente siempre es el factor predominante, puede explicar aproximadamente entre el 70 y 80% del rendimiento” y agregó que cuando se habla de ambiente no es meramente el ambiente climático sino que el ambiente que explora el cultivo y a ese se lo construye entre el ambiente climático y las soluciones de manejo que se determinen, tales como las fechas de siembra, la fertilización, el control de plagas y enfermedades, la protección del cultivo, la densidad y el arreglo espacial. Todo esto hace que cambie el ambiente que explora el cultivo.

Mejoramiento genético

 “Hay que estar conscientes que estamos en un momento de muy buena oferta de híbridos, cuando nosotros mostramos una tabla de rindes comparativos tenemos que tener en cuenta que estamos viendo lo mejor de lo mejor. Por ahí se ven diferencia en ranking, pero son entre los mejores híbridos del mercado. Si se tiene en cuenta la campaña y los rendimientos que tuvimos se ve el trabajo de mejoramiento de los breeders, que habría que sacarse el sombrero porque son híbridos que toleran altas densidades, estrés temporario, dentro de lo que tenemos de oferta de híbridos hoy creo que la limitante no pasa por qué híbridos vamos a elegir, sino que por la limitante del ambiente” finalizó Ferraguti.

“Cada empresa tiene sus -caballitos de batalla- y otros híbridos que acompañan a esta paleta de oferta de semillas, pero sin dudas que las que tenemos hoy son buenas. También hay un trabajo muy importante desde la gente de desarrollo y de testeos de las empresas que trabajan mucho para tener zonificada la oferta detectan en qué ambiente van recomendados cada uno de los híbridos que se ofrecen o con que prácticas de manejo” enfatizó el ingeniero sobre la diversidad de materiales que ofrecen para altos rendimientos y agregó: “Ya no es novedad que se ha expandido el maíz a lo que es NOA y NEA, zonas que antes se les tenía miedo al maíz, zonas marginales dentro del sur de Santa Fe y también a fechas de siembras tardías donde hay más presión de plagas y enfermedades. El maíz ha ido ganando más protagonismo y se le perdió el miedo de cultivo inestable, que era complicado de manejar en cuanto a malezas y que la realidad es que fuimos conscientes de que es un cultivo que necesita más atención y mayor inversión. Sumado a lo de oferta híbridos que disponemos ha hecho que sea un cultivo de franca expansión”. 




Mercados
12/08/2022