loader
Foto

EL CULTIVO DE MANÍ SE CONSOLIDA EN EL SUR DE SANTA FE

El ingeniero agrónomo Guillermo Relling de la empresa Maniagro se refirió al cultivo de maní en la zona, brindó detalles sobre las formas de cultivo, herramientas, rotaciones y procesos que se utilizan.


“Básicamente es un cultivo extensivo, una leguminosa, es muy parecido a la soja en cuanto a sus requerimientos, en lo único que difiere un poco es en las maquinarias y en los manejos por las particularidades de su crecimiento. En el cultivo las chauchas se desarrollan bajo la tierra. Florece en la superficie de la tierra y después se clava en el suelo. 

Hay que arrancar esas chauchas de la tierra y luego cosecharlas. En dos etapas, una primera que es un arrancado y después la cosecha propiamente dicha.

En cuanto a los requerimientos edáficos se prefieren los suelos arenosos ya que el fruto se desarrolla bajo la tierra por una cuestión de facilidad para que se clave la flor y el desarrollo dentro, sino también para el tema de después del arrancado, que no haya cascotes y para facilitar la cosecha. También por el tema de drenaje para sacar un fruto que está bajo la tierra y que no tenga anegamientos temporales” explicó el Ingeniero agrónomo Guillermo Relling sobre el cultivo del maní. 

Maní made in sur de Santa Fe

El especialista indicó cuál es la zona donde se encuentran estos tipos de estructura de suelo: “Hay un área muy importante desde lo que es Sancti Spiritu hasta Diego de Alvear, toda una franja interesante, hay campos puntuales que tienen textura más arenosa. El régimen pluviométrico en esta zona es mucho mejor y más estable que para el oeste y los suelos tienen las características para que el cultivo se desarrolle bien”, y en cuanto a la demanda nutricional afirmó que no difiere demasiado de la soja y que al ser una leguminosa que fija nitrógeno exactamente igual que la soja. Se inocula también con la misma bacteria con cepas particulares para el maní, pero es la misma bacteria y agregó que “en cuanto a nitrógeno está cubierto con la fijación biológica y lo que es extracción de nutrientes es la misma que tiene una soja de primera. Lo que es fertilización fosforada en general no tiene respuesta el cultivo. Si se fertiliza es por una cuestión de reponer nutrientes, porque sí los extrae, pero no tiene respuesta, aunque responde a lo que es la fertilización previa. Por ejemplo, si el antecesor es un maíz y está mejor fertilizado, si da una respuesta en el maní, pero no a la fertilización dentro de la misma campaña específica”.

Proceso productivo

Sobre el tema control de malezas y sus dificultades Relling apuntó a que hay dos temas particulares, uno de ellos es que el maní se siembra a 70 o 90 cm y que es una planta de desarrollo más compacto que la soja. En algunos casos no llega a cerrar el surco, pero en otros casos sí, sumado a que no es transgénica, porque es 100% para consumo humano y no hay eventos transgénicos en el maní. Por lo cual no hay resistencia a ningún tipo de herbicida. Las problemáticas son muy parecidas en cuanto a malezas de soja. “Hay muchas herramientas químicas y en situaciones particulares también se puede escardillar. Es lo que menos se realiza, pero se puede”, señaló.

Guillermo Relling también explicó cómo son los procesos y el uso de las herramientas específicas que se necesitan, “desde la siembra placa o neumática es a 70 o a 90 y ya tenemos la primera limitante en cuanto a las sembradoras que ya tienen que estar preparada para maní, la inoculación generalmente es líquida, es como con unos tachos y va goteando en el surco con unas mangueras, como el sistema de una fumigadora. O sea, que se le agrega un poquito más de complejidad al inoculado. Eso es porque la semilla noí se puede curar previamente ya que es muy sensible a partirse entonces el manipuleo es el mínimo. Eso en cuanto a sembradora. Después, la cosecha es muy diferente, primero se arranca (es como si fuera una reja que va por debajo de la tierra) y se invierte el maní, queda todo lo que son las cajas, el maní en cáscara como lo conocemos, para arriba y las hojas para abajo. Pasada una semana a 10 días, una vez que se seca, se pasa la cosechadora, levanta y trilla lo que son las cajas, son maquinarias bien específicas”.

¿Cómo se inserta el maní en nuestras rotaciones?

El maní se inserta en la rotación como un cultivo más en ciertos nichos, no es para hacer algo masivo en todos los suelos, sino que tiene su particularidad. En lo que se refiere a manejo es muy buen antecesor del maíz y entraría en el lugar de la soja. Lo importante del maní es que es buen antecesor de gramíneas, ya sea de maíz o trigo. Es muy importante que luego del maní siempre el lote vaya a un cultivo de invierno, ya sea trigo o alguna cobertura para que el suelo no esté todo el invierno descubierto. Si se va a ir a maíz podría ser un cultivo de cobertura. Relling también indicó que es muy interesante también los planteos de rotación ganadera ya que en esta zona se está imponiendo mucho. 

Finalmente, por un tema sanitario del cultivo se recomienda un espaciamiento en la rotación cada cuatro años.




Mercados
14/01/2022