loader
Foto

BRASSICA CARINATA, UN CULTIVO DESTINADO A VOLAR

La empresa australiana Nussed radicada en Venado Tuerto impulsa el cultivo de la especie destinada a la fabricación de biocombustible para aviones.



“Cuando hablamos de carinata hablamos de un cultivo de cobertura con renta. Ese es el posicionamiento que tiene y lo que aporta al sistema productivo, además de la diversidad es una gran cobertura que permite un control de malezas muy eficiente, sin utilizar agroquímicos, evitando la aparición de resistencias y además el aporte del sistema radicular profundo de raíces pivotantes” expresó Sebastián Bravo, gerente de negocios de Nuseed y agregó que “hablamos de labranza vertical biológica, que permite romper ciertos estratos que yacen en el suelo para continuar con la siembra directa durante muchos años. Esto es beneficioso porque nosotros no solo dejamos materia seca en superficie, sino también materia seca en profundidad. Estamos hablando de entre 8 y 10 toneladas de materia seca en profundidad y esas raíces que se descomponen y rompen esos estratos, generan macro poros que permiten la incorporación de lluvias y también la aireación del suelo, cortando el ciclo de enfermedades de los cultivos tradicionales”.

Manejo de las flores amarillas

El gerente de negocios de Nuseed se refirió al manejo desde que se ven las “florcitas amarillas” y muchos piensan que es colza: “Es una planta de la familia, pero no es de colza. Es un cultivo que tiene muy buen desarrollo, implantación y cobertura. Una vez que se instala, el sombreado es muy bueno. Para la siembra, un cajón alfarero, con eso se logra un muy buen stand de plantas. En cuanto a enfermedades, hasta el momento no hemos tenido que hacer ninguna aplicación de fungicidas en los tres años que llevamos en Argentina”. 

En materia de insectos, hay dos que son muy fácil de control, (pulgón y de plutella) y no hay mucho más que eso. Previa cosecha, lo que hacemos es un desecante para uniformizar el cultivo y luego cosechamos con una plataforma triguera en forma directa. “Una gran ventaja es que las silicuas que forman el cultivo no tienen dehiscencia, entonces no se abren y primero no perdemos semillas y segundo, no nos deja el cultivo guacho para las campañas subsiguientes. Esa es una gran diferencia contra colza. Colza, tiene una probabilidad de apertura de silicuas de hasta un 30% y carinata tiene como máximo un 3%, casi nada” explicó Sebastián Bravo. 

Suelos y nutrición

Sobre los requerimientos nutricionales de suelo y de latitud, Bravo dijo que el posicionamiento actual de Brassica Carinata es de Ruta 8 hacia el norte y agregó: “estamos lanzando el primer híbrido a nivel mundial que se llama -Nujet 400- la campaña siguiente y la posicionamos de Ruta 8 hasta el Chaco y desde la provincia de Entre Ríos hasta el límite de Córdoba con Río Cuarto, en esa franja hacia el norte es donde estamos implantando cultivo de carinata y es donde tenemos la mejor adaptación para este híbrido. 

En cuanto a requerimientos del suelo, una fertilización normal de fósforo de 80 unidades de DAP, está muy bien y en nitrógeno son 80 unidades porque encontramos nosotros el balance entre la energía que incorporamos al lote y la máxima producción que puede obtener el productor”. Sobre cómo se inserta en nuestra rotación y cómo se maneja la convivencia con el resto de los cultivos aclaró que “realmente es fácil porque los productos que utilizamos son de nada de residualidad son banda verde y banda azul. O sea que no tiene residualidad y permiten salir a cualquier cultivo subsiguiente tanto soja, maíz o sorgo sin ningún inconveniente. En la siembra el único foco que estamos teniendo en cuenta es si son cultivos de mucho volumen de rastrojo, como las semillas son muy pequeñas al momento de la implantación tener en cuenta de utilizar barre rastrojos para generar un espacio libre y con eso logramos una muy buena implantación”. 

Negocio redondo

En cuanto a cómo cierra la estructura comercial afirmó que es muy importante porque todo lo producido es comprado por Nuseed, “nosotros vendemos las semillas del productor, hacemos el seguimiento agronómico, lo ayudamos al desarrollo y sabemos que al final en el contrato Nuseed compra toda la producción, pero lo más importante para los productores que tienen un premio por cada hito de sustentabilidad que van logrando. Tienen premios cuando presenta toda la documentación porque nuestro cultivo del certificado RCB, entonces tiene que presentar la evidencia que es de su gestión, cuándo sembró, qué productos aplicó, contrato del lote, información básica agronómica.  Hay un segundo premio, cuando el productor da evidencia de las 80 unidades de nitrógeno, tiene un valor adicional, en cuanto a dólares por tonelada. Hay un tercer premio que apuntamos a la economía circular, donde el productor hace aplicaciones de efluentes de tambo, de residuos de producción de pollos, de feedlot. En el cultivo de carinata también adicionamos un plus y todo eso está regido en un mercado transparente que es el mercado de colza francés, es decir, tenemos un precio base en el mercado de colza francés y se van logrando adicionales a medida que el productor va dando evidencia de sustentabilidad durante toda la producción.  Se entregan a un puerto en San Pedro, se paga a los 5 días hábiles y el productor está capturando hoy (como referencia) cerca de 640 dólares la tonelada”.




Mercados
14/01/2022