loader
Foto

EL BREEDING DE PRECISIÓN DE BAYER

Federico Vartorelli, Líder de Mejoramiento Genético de Bayer Latam, expuso cómo la compañía ofrece nuevas oportunidades que dan respuesta a algunos de los desafíos más importantes en temas de salud, nutrición y medio ambiente


“El breeding es una actividad continua para mejorar los cultivos, sin embargo hace poco tiempo, una década que nosotros empezamos a contar con herramientas que no teníamos antes, esta información de todos los años anteriores (llevamos 70 años en Argentina haciendo mejoramiento genético), se basaba mucho en esta información de campo, en ensayos en muchas localidades, en observaciones en los viveros, pero las tecnologías, la transformación digital nos permitió en estos últimos años poder contar con información del genoma todo a un nivel, a una velocidad, con un costo, a una escala que no teníamos antes. Sumado a todos los sistemas de información que nos permiten analizar y utilizar todos los conceptos de inteligencia artificia. Un ejemplo, el último año en el mejoramiento genético nuestro en Latinoamérica el 72% de las decisiones fueron tomadas por computadoras, a través de la inteligencia artificial y entonces eso es un poco el breedeing de precisión, como hoy pudiendo utilizar tecnologías que no estaban antes, podemos hacer un mejoramiento físico más preciso, más rápido para dar soluciones al productor”, explicó Vartorelli.

De igual manera estas herramientas siguen requiriendo validación a campo para corroborar que todo siga estando correcto. Los datos que comparte Federico Vartorelli sobre esto es que hoy son más de un millón de parcelas de ensayo, en más de 650 localidades. “Por supuesto que hay dos cosas que no cambian para estas cosas, lo primero es la necesidad de seguir teniendo los ensayos a campo para validar y lo segundo es el talento en la gente porque más allá de que entre en juego la máquina, el factor humano sigue siendo importante”. 

Herramientas para evolucionar

En cuanto a con qué herramientas cuenta un mejorador para incorporar para acelerar procesos o avanzar más rápidamente o precisamente, el líder de mejoramientos de Bayer explicó que, en el momento de hacer el cruzamiento inicial, hoy hay sistemas que te predicen que cruzamientos son los que tienen más probabilidades de tener éxito, de dar un individuo superior porque combinan información de tanto acumular información sobre este material genético, pero también acumula información conectando eso a información genómica que antes no se tenía. “El material está hoy secuenciado. Entonces se nos suma una fuente de información importantísima, la genómica, y se suma una fuente de información también importante que son las predicciones, que es la combinación entre información acumulada. Eso es algo que uno no puede hacerlo, una computadora sí. 

Si uno va al genoma del maíz, la cantidad de combinaciones que podría generar hoy en función de la diversidad que tiene el cultivo, es algo así como 83 billones de trillones de combinaciones, entonces obviamente en lo que se venía basando en información en la acumulación de conocimiento del breeder, seleccionaba qué decisiones iba a tomar dentro de ese mundo de posibilidades, pero hoy el breeder cuenta además con herramientas que le dicen las probabilidades que tiene un cruzamiento con otro. Este es un paso, en los pasos sucesivos pasa lo mismo cada vez que tiene que hacer una selección cuenta con fuentes de información que antes no contaba, que son básicamente las genómica y todo lo que tiene que ver con las predicciones” finaliza Vartorelli.

Nueva tecnología para los productores

Como resultado de los trabajos realizados, en Argentina, la empresa lanzó la tecnología VTPro4 para la campaña 2021/22, un híbrido que en ambientes de alta presión aporta de 5 a 7 qq/ha más de rendimiento y optimiza el uso de insumos.

Además de este nuevo híbrido, en el mediano plazo, Bayer introducirá en el mercado local los maíces de baja estatura, que revolucionará la producción del cultivo.  Se espera que este evento transforme la producción de maíz al habilitar un nuevo sistema que permita una aplicación más precisa de productos fitosanitarios y el uso eficiente de recursos naturales y nutrientes como el nitrógeno, la tierra y el agua; esto repercutirá en ventajas estratégicas tanto para los productores, como para la sustentabilidad y la seguridad alimentaria. “Hoy, el rinde de maíz aún no mostró su techo, y estamos lejos del techo teórico. Hay mucho para crecer tanto en maíz como en otros cultivos”. 

Al explicar los avances y los procesos de investigación para el desarrollo de nuevos productos, Vartorelli destacó la importancia de incluir al consumidor final en la ecuación: “El producto se debe adecuar a la ecuación del productor que quiere mejorar la productividad y obtener una equilibrada relación costo-beneficio, y, además debe considerar la demanda de la sociedad; que necesita más alimentos y exige que estos sean producidos de forma sustentable. Esa es la lógica con la que trabajamos en Bayer”.

Para cerrar, Vartorelli explicó que el equipo de investigación de Bayer Crop Science en América Latina cuenta con más de 400 personas distribuidas en sus 27 centros de investigación. Estos profesionales trabajan en el desarrollo de material genético exclusivo para cada zona productiva. Bayer invierte 100 millones de dólares por año, en el desarrollo de nuevos materiales genéticos en las 27 estaciones de investigación, donde hay 600 localidades de ensayos, probando material genético nuevo, que permite desarrollar el mejor portafolio de alta performance adaptada a la región.




Mercados
14/01/2022