loader
Foto

ALERTA POR ESTRÉS CALÓRICO EN BOVINOS

La médica veterinaria Belén Morlacco de Inta Pago de los Arroyos realizó un informe donde refleja que los humanos no somos los únicos que padecemos el calor, sino que en términos productivos también es un problema, a causa de que todos los factores que influyen sobre todo en los rodeos bovinos. También describió qué cosas se pueden hacer para mitigar estos problemas.


Durante esta temporada y con las temperaturas que se vienen registrando superiores a los 35º reflejan las problemáticas que se presentan en diversos ámbitos como en el sector productivo. Los bovinos, los cerdos, las ovejas, los animales de producción en general, cuando tienen la posibilidad buscan refugiarse en lo posible en algo de sombra: “En estos días lo que pasa con estas temperaturas es que en los bovinos en general (los que tenemos en esta zona que son en la mayoría de razas británicas y hay una predominancia del Aberdeen Angus negro en la población) su situación de confort es más por debajo de lo que estamos registrando ahora. Ellos tienen una zona de confort que está por debajo de los 21º y comienzan a estar disconformes o en situaciones críticas cuando la temperatura ambiente para el ganado británico es 27º 

Las cruzas indicas, por ahí tienen unos puntos más de tolerancia a las altas temperaturas, más o menos llegan a 31º, donde todavía están en los puntos críticos y las indicas puras tienen hasta 33º.

Cuando pasan estas situaciones donde tenemos temperaturas de 38, 39 o 40º de temperatura alta, radiación solar, poco viento y la humedad relativa que supera los 40% se combinan y entran a poner al animal en condiciones muy riesgosas hasta ponerlo en emergencia” expresó la médica veterinaria Morlacco sobre los riesgos que corren los animales con las altas temperaturas. 

Prevención y manejo

En cuanto a cómo trabajan para prevenir estos casos y que habría que hacer, Belén Morlacco indicó que como médicos veterinarios y responsables de la salud de los animales, para garantizar una de las cinco libertades contempladas en los derechos de los animales, como la ausencia de incomodidad o malestar físico y térmico, para esto se pueden hacer varias cosas. “En este momento, el mecanismo natural del animal para eliminar el calor es la evaporación a través del jadeo y la sudoración porque los otros mecanismos que utiliza el animal para eliminar el calor cuando la temperatura ambiente es muy superior a la del animal no soy tan efectivos” dijo Morlacco y agregó “lo primero es no condicionar la oferta de agua, es decir, que el agua disponible sea accesible, tanto en calidad como en cantidad. De la accesibilidad del agua se habla mucho porque no es suficiente tener un caudal o una reserva de agua que garantice que todos los animales puedan abastecerse, sino el acceso al agua.

El productor debe poder tener la capacidad de tener el almacenamiento de agua que responda a la demanda de toda la tropa. Si nos referimos a vaca lechera son 100 litros o más por animal (por día), 70 u 80 litros una vaca de cría, 60 o 70 litros un animal a corral. Tener la capacidad de almacenar en 8 horas la cantidad suficiente para dar respuesta de la demanda.

Además, respecto a la accesibilidad se habla de 5 cm de frente hacia el bebedero por animal. Después lo que tiene que ver con el entorno de calidad de la bebida cuando las aguadas están descalzadas, cuando queda alta para los terneros o el agua está sucia. Además respecto al acceso, otro tema es la profundidad que por lo menos debería tener unos 10 cm el bebedero para no tener agua caliente” señaló la médica veterinaria e indicó que algo que es muy importante es la sombra, porque es la que mejor funciona ya que hay hasta 10º grados de diferencia entre un buen arbolado y la temperatura ambiente. 

Problemas metabólicos

La médica veterinaria apuntó también que al calor se suman los problemas metabólicos que tienen que ver cuando la sombra falta o el agua a los animales no les es suficiente para evadir el calor y terminan acudiendo a restringir el consumo. “Hay periodos de ayuno. Además de comer menos, todo su sistema circulatorio está priorizando ir hacia la periferia para eliminar calor y así reduce todos los mecanismos de digestión, hay menos flujo de sangre en los intestinos y eso genera otros trastornos que aumentan las demandas por micronutrientes. Son todas situaciones emergentes secundarias porque el animal está componiendo todos esos mecanismos para eliminar el calor interno”. 

“Tenemos mucho para hacer. El tema de la sombra, la garantía al agua, el manejo de la alimentación, cambiar el horario de comida, el tipo de alimentos, las dietas que sean fibrosas, pero de alta calidad (de rápida gestión, de buena fibra)” concluyó la médica veterinaria Belén Morlacco sobre los elementos a tener en cuenta para mitigar el estrés calórico en los animales cuando se registran altas temperaturas durante la temporada estival.




Mercados
24/05/2022